Feldberg, el paraíso de los excursionistas.

Feldberg es un Alpe,  el más alto del sur del Bosque Negro con 1493 msnm. La ciudad más cercana a esta cima es Freiburg y es una localidad llena de mística y una catedral muy hermosa, donde fuimos a misa (pero esa es otra historia digna de contar), desde aquí se puede tomar un camino para subir en auto, camino del cual obviamente nos perdimos e hicimos uno alternativo, despues de muchos obstáculos llegamos hasta el lugar que debiamos: Rinken.

Desde Rinken ya no pasan más autos hacia lo alto, por lo que los caminantes deben hacer sus rutas a pie y quedarse en refugios ambientados en las montañas. El Naturfreundehaus (un día les contaré de que se tratan los NaturfreundeHaus),  por mientras les puedo contar  que si eres socio se paga muy poco por quedarse en su casita maravillosa de cuentos de los Hermanos Grimm.

Llegamos de noche, había un poco de niebla, estaba un poco resfriada, tenía miedo que el aire me hiciera peor pero por otra parte tenía la esperanza que la naturaleza en su maravillosa abundancia me sanara, pero esa noche, un té y a descansar porque al otro día era el día del gran tour.

Fuimos los primeros que despertamos de todos los pasajeros que estaban, bajamos a tomar un desayuno digno de la abuela de Heidi,  pan negro, queso de las montañas, mantequilla,  miel, café recién hecho,  jugo de manzana, todo para asegurarnos la energía que necesitábamos, luego partimos por la ruta indicada en un tríptico que nos facilitaron.

El camino iba señalizado con números puestos en las piedras, incluso en la guia podíamos leer de que se trataba el sector que estabamos pisando, nos sumergimos en una selva virgen llena de cascadas y vegetación abundante, el camino no era fácil,  con piedras o raíces de arboles salidas, más mis zapatos de caminar que son como un bloque de cemento,  se me hacía cuesta arriba, pero después del primer tramo, que siempre es el más difícil,  recogí un palito que me sirvió de apoyo para caminar, la alternativa era caminar rápido para llegar luego o lento e ir disfrutando el paisaje, elegimos la segunda, es que conmigo no se puede de otro modo, más si queria sacar fotos a cada momento.

Luego de dos horas de camino llegamos a un precioso lago que se llama Feldsee, un remanso, un  circulo de agua bendita rodeada por enormes piedras y cubierta de selva negra ideal para descansar y sacar nuestros wafles que con tanto esmero hice el día anterior, había salido el sol y como era las 12 nos daba directo, recargando energias para seguir subiendo y llegar a la cima, pero antes, debiamos pasar por otro lugar, donde nos tomamos un rico capuccino.

Donde llegamos se supone que es el punto de inicio recomendado para las excursiones, es la estación de montaña de Feldbergbahn (la estación del teleférico), a una altitud de 1450 metros. Nos dimos cuenta que, el Feldberg es el centro neurálgico de la región de deportes de invierno de la Alta Selva Negra. Aquí hay algo para todo el mundo: Los esquiadores de esquí y snowboard tienen a su disposición 16 remontes, 16 descensos y 30 km de pistas en el centro de la región.

Durante todo el año es un paraíso para los excursionistas, que pueden disfrutar de unas vistas impresionantes de la Selva Negra desde los diferentes senderos. En verano se puede contemplar además la hermosa flora y fauna del mayor y más antiguo parque nacional de Baden-Wurtemberg. En invierno se pueden descubrir los montes nevados a través de 60 kilómetros de senderos trazados. También hay dos senderos para raquetas de nieve y dos pistas para trineos. Existela posibilidad de subir en teleferico pero nosotros seguimos nuestro camino, esta vez a la cima.

Lo primero que ve uno al llegar arriba es el monumento al Canciller de Acero, un obelisco llamado Bismarck y una antigua torre de televisión que hoy es usada como mirador, tambien habia una estación de clima, sacada de una serie futurista de los años 60.  Nos sentamos en una pequeña plaza situada en la cima, para recordar que siempre cuando algo sube debe bajar y eso fue lo que hicimos.

Mientras hacíamos nuestro descenso veiamos gente subir, claro como el camino es redondo da igual donde lo comiences siempre se va a dar la vuelta entera, en un momento pensé que ya era suficiente para mí, 5 horas caminando mas de 12 kilómetros, pero vimos un restaurant y pedimos una isotonica, bendita bebida que me dio la fuerza para el tramo último y final y así marcar mi propio record.

Pero ya no sigo dando la lata con mi relato, mejor vean la galeria de fotos, que las imágenes hablan por sí mismas.

Galeria de imágenes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s