en 2013 Mi 2do viaje a Alemania

El viaje que hice en 2013 a Alemania tenía un objetivo específico que era perfeccionar mi idioma alemán para así obtener la visa permanente como cónyuge de un ciudadano alemán, por lo tanto, me fui en marzo e instalé en el departamento de mi esposo en el centro de Stuttgart, mientras él trabajaba yo estudiaría, me apunté en en un instituto especial para gente como yo que quería aprender a hablar bien alemán, dictado en inglés.

Mi primer día de clases fue una sorpresa al encontrar entre mis compañeros las más variadas culturas y razas, chinos, japoneses, griegos, iraníes, hindúes, turcos, españoles, mayor fue mi sorpresa cuando tuvimos que presentarnos y yo dije que venía de Chile, escuché un grito de sorpresa generalizada, resulta que la extraña y exótica era yo, quien venía del país más raro y lejano, les causaba mucha curiosidad saber cosas de Chile, diariamente era interrogada por uno y otro compañero sobre nuestras costumbres y geografía.

Los fines de semana  salíamos, nos propusimos que debía conocer bien la zona del sur de Alemania donde se encuentra el bosque negro o Schwarzwald, que es donde reside nuestra familia germana, así que recorrimos las regiones sureñas, la naturaleza es muy importante en todos los lugares que visité siempre hay un cuidado hacia ella, llena de árboles que tienen un color más oscuro que las araucarias, por eso su nombre y es de donde proviene la famosa torta selva negra.

En Freiburg me encontré con la iglesia más antigua e imponente que hayan visto mis ojos, data del siglo XVII y no podía cerrar la boca cuando comenzaron a hacer misa en latín con incienso y mirras, era como estar en otra época, fue muy alucinante entrar en esa iglesia y vivir lo que allí estaba ocurriendo.

También visitamos castillos, de aquellos que son gigantes con muros de piedras, torres, sótano y terrazas, es uno de los más antiguos y queda ubicado en Heidelberg que es precisamente famoso el lugar por esta añosa construcción donde pudimos revivir un poco la historia de la monarquía alemana, un lugar sobrecogedor y donde por casualidad me encontré con escritores latinoamericanos que estaba de paso por Alemania y no pudieron dejar de visitar el castillo, así que fue un alivio poder practicar español con ellos y hablar de literatura latinoamericana.

Lo más extremo del sur de Alemania es el lago Constanz, es el lago más grande que hay en ese país, de fondo se pueden ver los alpes suizos, tienen un aire a lo que es Pucón y Villarrica, eso si que las construcciones tienen una arquitectura antigua, casi medieval, con estructuras diseñadas para no ser atacadas por los enemigos.

Alemania es un país muy cosmopolita, debido  a lo sucedido con el nazismo es que hoy es muy abierto  a los inmigrantes, vive mucha gente de otros países en él, lo cual le ha dado una nueva identidad a la ciudad, sin lugar a duda que la guerra es un tema aún muy sensible para todos, están marcados por los hechos históricos acontecidos, yo pensaba cuando lo estudiaba en el colegio, que era algo tan lejano y distante, pero hoy me encuentro dentro de una familia que tuvo que vivir los horrores que allí sucedieron, de verdad es muy escalofriante los relatos que he podido recoger de gente mayor. Me ha tocado ir caminando y ver lugares cerrados por precaución ya que puede haber todavía enterrada una bomba. ¡Horror de horrores!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s